No quiero, pero puedo y debo

14 enero 2011


Rectificar. Dicen que es de sabios. Pues yo no ni rectifico ni soy sabio. Los cantos de sirena me han cautivado, atraído y posiblemente condenado. Cerré el blog por agotamiento, hastío y desilusión. Aseguré que iba a borrar este contenedor de opiniones absurdas, delirios banales y propósitos yermos. Escribo estas palabras mientras escucho canciones de Mägo de Oz, grupo que marcó mi adolescencia. Quizás me deje llevar por la empalagosa melodía de sus letras, destinadas a la lucha alocada y utópica de un sueño. Quién sabe. Pero el caso es que dónde dije digo, digo Diego. Es decir, que quiero -debo- compartir con vosotros mi mentalidad psicótica, palurda y seguramente equivocada.

Ante todo, quiero agradecer a aquellos simpáticos desconocidos que se han puesto en contacto conmigo para interesarse por el cierre del blog. Este hecho me ha devuelto la esperanza de que hay gente en esta maldita ciudad que quiere cambiar algo. Sin mojarse la inmensa mayoría, pero algo es algo. Por cierto, estas semanas de Jaenita no he vivido nada bien. Tienes que escupir en el suelo, rascarte el culo y gritar como un animal salvaje cuando pasa cualquier fémina. Además, tienes que hablar como si tuvieses el coño de Carmen de Mairena en la boca y lavarte una vez al mes, a pesar de justificar tu olor con excusas como: "es que vengo de trabajar". Joder, yo trabajo más horas que tú y no huelo como un guerrero Uruk hai -Señor de los anillos, para los profanos- sudado recién salido del Fantasía y restregado con las mierdas de perro que hay en García Rebull. Perdón, dicha calle ahora se llama Sefarad (significa España en hebreo, paletillos). Es por la ley de Tontería Histórica.


Lo dicho, bicho. Los que quieran seguirme, que me sigan. Los que quieran ignorarme, que me ignoren. Y los que quieran criticarme...que lo hagan. Me reforzarán y me divertiré. Os dejo un fragmento de una canción que resume mi sentir, mi pesar y mi placer:


Rabia es la sangre que hierve por conseguir las metas de nuestra imaginación.
Rabia es el arte, la lucha por la libertad,
la hoguera en los barrios de los sin dios.
Rabia es el semblante de los oprimidos, es un fruto de la no conformidad.
Si hay certeza de que esto debe estallar:
Rabia es lo que falta.

Reincidentes (Rabia)

8 comentarios:

ana dijo...

Bienvenido al cotarro, escribí algo en una entrada sobre tu blog sin decir el nombre, creo que se titula "el cerrojazo" o algo así, no recuerdo.

Me parece genial que vuelvas, hay que seguir protestando por lo que no nos gusta, alguién no escuchará, mucho peor es callar en un estado con una preciosa arma llamada democracias.ÁNIMO

Máximo dijo...

Ana la verdad que me has hecho bastante gracia con tu última frase, jajaja, democracia, ¿es qué te dedicas a la política? Lo de la democracia no se lo cree nadie, un cuento chino. Aquí en este país lo que hay es una dictadura partitocrática y mucha gente con el tarro comido.

Por cierto Rafistalkis, gracias por volver!!

ana dijo...

Cierto Máximo, la democracia deja mucho que desear, al menos no nos cierran los blogs para poder seguir opinando, menos da una piedra, y de eso se trata, de seguir para que se nos oiga.

saludos.

Publicar un comentario