Anda, y que les den

20 enero 2011

Durante los últimos años nos han intentado meter en nuestra cabezota que Jaén tiene que ser una ciudad única y exclusivamente para circular a pata. Lo han hecho con todo tipo de métodos, desde los menos legales hasta los más sombríos. Nosotros, cuales burros con orejeras, hemos ido de manera indolente aceptando esta cruda realidad. Plazas de aparcamiento devastadas, carriles secuestrados y cambios circulatorios demenciales son algunas de las técnicas empleadas para conseguir esta empresa. Sin embargo, nadie se ha hecho la pregunta clave: ¿realmente Jaén es una ciudad hecha para andar?

Granada, Córdoba o Sevilla son ciudades por las que da gusto pasear. Todas ellas tienen puntos en los que la concentración de ciudadanos es demasiado agobiante, pero si sabes elegir bien puedes andar durante horas de manera relajada. Es decir, todo lo contrario que Jaén. En esta ciudad nuestras principales "avenidas" tienen menos de dos metros de anchura. Es un hecho que es una distancia mínima para cohabite un número razonable de personas, pero si encima en ese ínfimo espacio pones árboles, bolardos, quioscos de la ONCE, señales de tráfico, buzones, bancos, terrazas de verano...sale mejor cuenta circular por la calzada.

Se nos sugiere por activa y por pasiva que accedamos al centro a pie. Sin embargo, cada vez que emprendo mi marcha hacia dicha zona por la "avenida del Mandril" me encuentro que debo circular a 0,1 kilómetros por hora porque si no hay una viejuna estorbando el paso hay alguien orondo. Y por no hablar de la aceras con agujeros como sandías, los coches aparcados de forma impune estorbando el paso o las mierdas de perro cada medio metro.

Además, andar por esta ciudad me pone de los nervios. Las aceras están tan cerca de la calzada que el ruido de la circulación se hace intolerable. Y si a eso le sumas los acomplejados de la música a todo volumen, los gañanes de los gritos y las obras se convierte en un verdadero infierno urbanístico. Eso sí, tenemos que ir andando para dejar paso a sus coches oficiales. Anda, y que les den.

11 comentarios:

Danillana dijo...

Bueno, Rafa, y que me dices del trozo del Paseo de la Estación sin acera a la altura de la Plaza de Los Perfumes, el que cruzas para meterte en mitad de un jardín, como en los que se meten los polítiquillos estos haciendo obras... Aquí hay algún urbanista que hace galáctico a Julián Muñoz

Alex de Large dijo...

La verdad es que en esta ciudad se empieza siempre, o casi siempre, la casa por el tejado. No creo que la solución sea prohibir circular en coche. Creo que la solución más acertada sería adecuar las calles, como bien se dice en el post, y después concienciar a los ciudadanos para que circulemos a pie. Y, bueno, si es para coger el servicio urbano de transportes...mejor no hablar de este tema ¿no? Creo que deja bastante que desear.

Fernando dijo...

hoy he sufrido ese semaforo en mis propias carnes. al leer el post pense que era exagerado, pero vamos... corto te quedas

Havoc dijo...

Y digo yo, si tratan de persuadirnos para que dejemos nuestros coches en los garajes y usemos el transporte público, ¿por qué no cogen y nos quitan el Impuesto Municipal de Vehículos?

Esto es como la SGAE y el canon. Primero te cobro por si usas y pero a la misma vez te estoy limitando el uso. El caso es chupar.

Máximo dijo...

Hmmmmmm, bueno yo creo que Jaén es una ciudad jodida para el coche, puesto que a pesar de ser un pueblo la gente coge el coche para ir a todos lados, pero también es una ciudad en cuesta y a veces no apetece por ejemplo subir al centro...es la pescadilla que se muerde la cola.

Siempre me he preguntado por qué demonios se asentaron justo en este punto los primeros pobladores de la zona, tanto por su orografía como sus pocos recursos hídricos, algo que siempre ha sido crucial para el asentamiento de una gran población. No le veo el sentido, salvo el castrense ya que es mejor defender militarmente desde una posición más alta y por ello se asentarían a los pies del cerro de Santa Catalina. Pero es que por ejemplo somos la única capital andaluza que no tiene mar o no es atravesada por ningún río...mientras que hay otros pueblos de la provincia como Andújar o Mengíbar que son atravesados por el Guadalquivir...

Alguien que lo explique por favor.

Anónimo dijo...

La explicación es fácil: no había en la época en que los primeros pobladores de la zona se asentaron en esta orografía tan complicada a la vez que castrense personas tan increíblemente inteligentes como tú.

Máximo dijo...

A poco que leo gente como tú y sus tristes aportaciones al blog veo que ni antes había ni ahora hay personas tan increíblemente inteligentes como yo.

Anónimo dijo...

hombre, es que no hay comparación entre mis tristes y torpes aportaciones, llenas de ignorancia y analfebetismo, y tus alegres e inteligentes aportaciones, llenas de insultos y dsprecios hacia los demás.

Johnbo dijo...

Esto es el cuento de siempre, cada uno cuenta la historia según le conviene. Que quieres decir que Jaén es una ciudad intransitable: coge la Avenida de Madrid y Granada; que quieres decir lo contrario, coge el Paseo de la Estación, el Bulevar o incluso la Vía Verde.

Rafistalkis dijo...

El Paseo de la Estación está hecho una pena y el Bulevar es el nuevo puti-club de Jaén. Sobre la la vía verde....pues sí, es una gran calle de Jaén. De hecho, numerosos ciudadanos de todas partes del mundo están pensando en ir a vivir a esa calle. Tiene muchos servicios, una gran vista y numerosas comunicaciones. ¡Vayámonos todos a vivir a la vía verde de Jaén!

Publicar un comentario