¡Heil Straßenbahn!

26 octubre 2010

Es curioso. Ayer estuve pensando que cualquier persona, movimiento o institución se corrompe con un poquito de poder. Al menos durante toda la historia ha sido así. Iglesia, fascismo, comunismo...todos han matado en masa por intentar convencer a la población de que sus ideas son las mejores. Decía que era curioso porque ahora a la Iglesia se le supone un poso de virtud y bondad que no cumplía cuando quemaba a gente en la hoguera, aterrorizaba a los pueblos, hacía acopio de riquezas y cometía -sigue haciéndolo- todo tipo de ritos de índole sexual. Algo similar le pasa al fascismo y al comunismo. Las prácticas que usaban estos dos movimientos era muy parecidas a las que usaba -sigue usando- la Iglesia católica. El adoctrinamiento de niños era básico para garantizar que la maquinaria del estado funcionaría durante muchos años. Y esta práctica ha llegado a Jaén. El Castillo de Grayskull de la Plaza Santa María, desde su oscura maldad, ha decidido enviar a sus huestes para que se dirijan a los inocentes colegios con la misión de llevar la palabra del tranvía a nuestros niños.

Si esto no es adoctrinamiento que venga Dios y lo vea. Me imagino a enviados del ayuntamiento vestidos de negro enfrente de un grupo de niños con la mano levantada hacia el horizonte y gritando con saliva consignas a favor del tranvía -lo pongo en minúscula porque es un sustantivo, no un nombre propio. Algunos periódicos podrían aprender-.

Si yo tuviese un gremlin les aseguro que ese día no lo llevaría al colegio. La educación actual me parece suficientemente mala como para perder el tiempo con estas tonterías catetas, producto de un política de supermercado. Mientras en otras ciudades se cuentan y se estudian para su desarrollo las bondades de medios de transportes vanguardistas como los híbridos, aquí tenemos que defender como gato panza arriba un sistema de locomoción digno de otro siglo.

Según la Junta de Andalucía, esta medida no es impuesta y todos los centros de la capital la han pedido. Claro que sí. Pero creo que se han quedado cortos. De hecho, estoy convencido de que no sólo los colegios jienenses han pedido de rodillas al ayuntamiento recibir estas doctrinas, sino que a esta medida se está adhiriendo el resto de España y parte del extranjero. De hecho, Michelle Obama viajó a Andalucía para negociar que esas clases se diesen también en Norteamérica. De esta os coronáis.

10 comentarios:

LuisM dijo...

Difiero en el tema eclesiástico, como te puedes imaginar. Pero en lo que respecta al tranvía es tremendo que los menores se vean tan rodeados de políticos que les dicen cómo tienen que ver el tranvía. Que hagan una campaña a nivel de ciudad en favor del transporte público.

Un saludo.

Rafistalkis dijo...

En esta ocasión no he querido usar el tema de Iglesia como diana, sólo como ejemplo de que si das poder a cualquier ser humano éste se corrompe a pesar de que sus intenciones sean buenas. Sea clérigo, político o plebeyo. La teoría de Hobbes, vamos.

Harry Giennensix dijo...

Estoy de acuerdo.

El adoctrinamiento político en las aulas no es una práctica nueva, recordáis a la ex-Vicepresidenta, aquí os dejo un enlace muy interesante al respecto:
http://www.youtube.com/watch?v=Oy-y55Me_t0

Máximo dijo...

Pues sí, a comerles la oya, a gastar una partida presupuestaria en esta tontería, otra más, aunque ya que más da 100 millones de euros que 101, ¿no?

Cada vez que sale el tema del tranvía repito lo mismo: tendría algo de sentido si quitsen las líneas de buses urbanos por la zona del tranvía, que los buses fueran por lo barrios y tuviesen su centro de salidas en una parada del tranvía y billete unificado. Ahora vamos a tener la serpiente metálica atravesando la ciudad, y los pedazo de buses de Castillo paralizando el tráfico.

loli dijo...

Si de pequeños hacemos caso a los semáforos, señales y todo lo que nos pongan, que para eso nos lo inculcan nuestros padres, pero...cuando crecemos parece que nos pasan una bayeta en el cerebro y se nos olvida todo.

Anónimo dijo...

Bueno, eso es como la comunión, que antes de hacerla juramos y perjuramos que vamos a ser unos modélicos cristianos por tal de que nos caigan por la patilla los regalos,la celebración, el traje,el ser reina por un día.Y con 15 años ni a lazo se atraza a ninguno para acuda una vez al año a misa,ni al entierro de su abuela,pero como todo, la intención educativa ha valido la pena,digo yo....

Anónimo dijo...

No todos los colegios lo han solicitado, yo se de algunos que no, pero tambien se que muchos directores se los han pasado a otros para convencerlos. Esos son los adoctrinados

Máximo dijo...

Coño, a ver qué director se atreve a decirle no al tranvía, verás lo que dura el director de un centro público si hace eso, la STASI comunista trabajaba ya así en la RDA, así que nada, pronto estaremos igual que ellos. Ánimo que lo conseguiremos. FORZA CHAVES.

Anónimo dijo...

monorraiiiiiiiiiilllll monorraiiiiiilllll.... y no armarä muchö alboroto? pues mire seöora yo ni lo noto! monorailllllllllll . la ciudad de los tontos.

Publicar un comentario