Negociando y cerrando

10 agosto 2010

Nadie da con la tecla. Cada semana cierra un negocio en nuestra capital y a los pocos días abre otro. En el inicio de verano se inicia un carrusel de ventas, alquileres y traspasos. Los jienenses de a pie se embarcan en una nueva aventura esperando cabalgar sobre miles y miles de euros. Sin embargo, un negocio propio es muy sacrificado y requiere tiempo, dinero y, lo que es más importante, experiencia. Y es esto lo que aboca a la destrucción a muchos nuevos empresarios.

La foto que acompaña a este post (tomada en la calle Millán de Priego) es un reflejo de lo que puede pasar si no se hace un estudio de mercado. No sé quién fue el bromista que sugirió a este ciudadano que en Jaén el mercado de productos rusos tenía salida. Como mucho la ensaladilla y las montañas, pero para de contar. Sin embargo, mi sorpresa se produjo cuando giré la calle y observé que en la calle pararalela había un negocio idéntico. Es decir, que no cerró por falta de clientela, sino que se mudó a un local diferente. Caprichos de la economía.

De aquí a un tiempo sólo abren el telón en el terreno económico "kebabs", "chinos" y tiendas de ropa. Respecto al producto local, sólo he podido observar la inauguración de dos negocios tan estivales como son las heladerías. Es decir, que así nunca se va a poder levantar la malograda economía jienense. Soy consciente que hoy en día es más fácil ser extranjero que español a la hora de abrir en negocio en nuestro país. Facilidades burocráticas, menos inspecciones, exentos de pagar impuestos durante los primeros dos años...Sin embargo, creo que a nivel provincial se podría dar la vuelta a la tortilla y apostar por aquellos que conocen el terreno en el que se mueven. Menos kebabs y más hamburgueserías de barrio.

5 comentarios:

Alea dijo...

Cuánta razón llevas paisano! Esto es jauja
Sabes lo que molaría? un restaurante de comida de mi abuela jajaj fijo que triunfaba. Se lo voy a proponer! XD
La verdad es q es una pena, como no cambie un poco la cosa...
Un saludo! ;)

Panaceite dijo...

Pues alguna explicación tiene que tener. Más de la mitad de los grandes locales que hay en Jaén ( calle Navas de Tolosa, Arquitecto Berges, etc) han sido comprados por chinos.
Eso sin contar el número de kebabs que se han abierteo en menos de un año. Seria para pensar porque los españoles cierran negocios y los abren los extranjeros.

Kako dijo...

Me parece que este asunto es muy importante. Hay muchos autónomos en este país que han tenido que cerrar sus negocios, algunos llevaban décadas abiertos. Y claro, llama la atención la cantidad de extranjeros que abren negocios y encima en los lugares más caros de las ciudades. ¿qué explicación tiene esto? La verdad, ni idea. Pero no parece que sea algo limpio y transparente.

Rafistalkis dijo...

Lo que yo veo es que la mayoría de jienenses no tiene la oportunidad -en términos económicos- de abrir un negocio por el gran montante económico que se necesita. Por tanto, ¿de dónde sale el dinero foráneo para sufragar todos los gastos que suponen montar un negocio? Alquiler de un local, compra de aprovisionamientos, licencias, pagar sueldos...es una pasta, vamos.

Otra cosa curiosa es que, siguiendo el ejemplo de los kebabs, se están abriendo este tipo de locales sin ton ni son. Puedes ver uno recién abierto en una calle y a las pocas semanas que justo al lado están abriendo otro. Así se rompen todas las leyes lógicas que conforman los estudios de mercado.

Máximo dijo...

Es que aquí una familia al uso monta un negocio y está bastante jodido el salir adelante con todas las trabas que ya habéis comentado y el impuesto revolucionario que es como yo llamo a la cuota que hay que pagar a organismos inútiles como la Cámara de Comercio.

Por otro lado, detrás de la invasión lenta pero segura de Morolandia y China que estamos sufriendo sin duda están las mafias que entre elos se protegen y se ayudan. De hecho son los mejores pagadores. Y claro, cobran una mierda en comparación con nosotros.

Pero también viven como perros. Hay una casa en la C/ La Luna donde viven más de 20 chinos, y todos trabajan...no ganan mucho, pero subsisten, pero no tienen caprichos.

Así, por ejemplo, veo gente abocada al cierre de diferentes comercios porque me dicen: joder, es que ellos venden a la mitad de precio, no puedo competir...claro, pero esta persona tiene un sueldo de 2000 euros y estará pagando la hipoteca del piso y del apartamento en la playa, mientras que los chinos venden la mitad de barato, ganan el dinero que les sobra de pagar todos los costes y pagar a los empleados lo mínimo y encima se meten a vivir de alquiler 25 en una casa y compran la comida al por mayor y en cantidades industriales.

Publicar un comentario