Artistas vandálicos

09 noviembre 2009


video

En la mayoría de las ocasiones las palabras "graffitero" y "vándalo" van irremediablemente unidas. Y mu
chas veces con razón. Sin embargo, hoy quiero romper una lanza a favor de los maestros del spray y separarlos de aquellos que se compran un bote de pintura para estropear el mobiliario público a privado, siempre ajeno al suyo, por supuesto. Pero empecemos por los buenos y luego, como siempre, nos cebamos con los malos.

Para que ustedes vean que no siempre critico al ayuntamiento, esta vez quiero alabar la iniciativa que tuvieron al convocar un concurso de graffitis a nivel nacional para adornar la rampa de entrada del recinto ferial La Vestida. Hay algunos dibujos simplemente espectaculares. Y qué decir de los graffitis que se encuentran cerca de la Glorieta de Blas Infante en el Gran Eje. Dan un toque de lo color y de modernidad a un precio bastante barato.

Sin embargo, tontos hay en todos lado y, para variar, en este mundillo también. Recuerdo que hace unos años un vecino de la capital se dedicó a pintar un espermatozoide por todas las paredes de Jaén y, fueses al barrio que fueses, allí te lo encontrabas. Algo parecido pasa actualmente en el barrio de Las Fuentezuelas, pues en cada columna te encuentras un graffiti de Vito Corleone (El Padrino) hecho con una plantilla, por supuesto. He
podido contar más de 100. A estos chavales (suelen ser de corta edad) habría que decirles que dejen de descargar sus frustraciones artísticas en "lienzos" que no son de su propiedad. Los graffiteros de verdad, los buenos, pintan en concursos y los juzgan verdaderos expertos en la materia. Los otros pintan en cualquier sitio para que todo el mundo que pase por allí se vea obligado a "sufrir" su obra, ya que si no a nadie le interesaría. Esa es la diferencia.


PD: A tenor de esto, os dejo un vídeo que hizo una empresa en la que estuve trabajando hace menos de un año (con sonido está mejor, aunque no es imprescindible).



3 comentarios:

LUIS dijo...

Cuando veo un graffiti, si a eso se le puede llamar así, porque son pintarrajos, firmas que deja el artista en fachadas de viviendas, coches y donde se les antoja a ellos, me da gana de ser policía, !lo juro!, les metía bien el miedo en el cuerpo ya que no puedo meterles el bote por donde yo querría.
El otro día vi que casi todos los coches de Telefónica estaban pintarrajeados con los mismos dibujitos.
Si se inaugura un negocio, que ha costado una pasta o un bloque nuevo de viviendas, no tardan ni dos noches en estropearlo con pintadas. Ya hay que tener mala baba...
Alabo la iniciativa del Ayuntamiento con el certamen de la Vestida, es verdad que ha quedado muy bién y son obras estupendas, pero se debía prodigar mas dicha iniciativa, dado que hay muchos muros que quedarían de lujo pintados y a la vez desarrollan su arte. Esto ocurre en otras ciudades.
Pero los pinta monas que van destrozando todo lo que hay a su paso, a por ello y sin piedad.

jose dijo...

El video me ha gustado mucho.
Si todos los que usan los botes de pintura lo hicieran como este, la gente no tendría inconveniente en cederles sus fachadas (los laterales), como ocurre en el extranjero, que existen verdaderas obras de arte.
Los gamberros que estropean fachadas deberían ser perseguidos y escarmentados, porque es una barbaridad lo que hacen.

pirotecnico dijo...

los grafiteros de hoy en dia son y seran los artistas del mañana pues ya se ve que el arte siempre se esta expresando en la calle,esculturas,esposiciones,concentraciones etc.Tengo un amigo grafitero y dice testualmente que hijosdep...los hay en todas las artes.

Publicar un comentario